SELECCIÓN HAIKU DE TEIKO INAHATA

SELECCIÓN HAIKU DE TEIKO INAHATA

Teiko Inahata (Yokohama, 8 de enero de 1931) . Hija de Takahama Toshio y nieta de Takahama Kyoshi. Directora de la revista Hototogisu, directora de la Asociación Japonesa de Haiku Tradicional,fundadora del Kyoshi Memorial Museum, miembro de la Asociación Internacional de Haiku y encargada de la selección semanal de haiku en el prestigioso periódico Asahi Shinbun.




shiawase no machi iru gotoku hatsugoyomi

como si la felicidad
estuviera esperando
el calendario de Año Nuevo





Jagaimo no hana no kifuku no chiheisen

flores de patata
arriba y abajo, arriba y abajo
hasta el lejano horizonte.





zendera no hiru no shizukesa arijigoku

templo Zen
en la quietud del mediodía-
un agujero de hormiga león.





momiji kaku ko ni zo wo kaku ko ga narabi

de un lado a otro,
un niño dibuja hojas de arce
el otro un elefante.





kuki tatsu ya inochi no hate wo takumashi ku

el tallo inclinado-
fuerte y resistente
hasta el fin de la vida



tada inoru rakka utsukushi karishi hi ni

nada como una oración
en este día cuando las flores de cerezo
caen bellamente



botan no iro wo akasanu tsubomi kana

la peonía
guarda el color sellado
dentro de sus brotes.


kusa karete inochi hisomeshi chi mo ari

hierba muerta-
la vida yace oculta
sobre la cara de la Tierra.




fuji o keshi hoshi umu yami no samusa-kana

¡Qué absoluta frialdad!
La oscuridad que cubre el Monte Fuji
dando nacimiento a las estrellas.




usuusuto fuyuhi wa nami o watarikeri

débil y delicado
el sol de invierno cruzando
sobre las olas.





kyô nanimo kamo nanimo kamo haru rashiku

Hoy,
todo, en todas partes
dice primavera.




kureyukeru fuji o oshimite fuyu-yuyake

añorando el monte Fuji
tragado por la oscuridad,
el brillo del ocaso invernal.




sora to iu jiyû tsuru maiyamazaruwa

en la libertad del cielo
las grullas
vuelan incesantemente.


umi miete kazabana hikaru monoto nari

observando el mar
brillan
copos de nieve



me no sameru tabini fuji miru tabi no fuyu

cada vez que desperté
miré al monte Fuji
en este viaje invernal





jifubuki to betsuni hoshizora arinikeri

Una ventisca en la Tierra
pero estrellas
en el cielo




Yama no ike sokonashi to kiku hitsujigusa

en el profundo
estanque de montaña, percibir
nenúfares.





hatsuchô wo ou manazashi ni kuwawarinu

los ojos
atentamente siguen
la primera mariposa





banryoku ni idakareshi yori hikaru numa

completamente rodeado
por el verde
el reluciente pantano





yukiyama mo yuki naki yama mo nishi takasa
montañas nevadas
montañas sin nieve
lucen la misma altura




mirare ite tane sashinikuki suika kana

mientras estoy siendo observada
es difícil escupir
pepitas de sandía.




tobi tachite kage ushinaishi tonbo kana

en el instante en que vuela
una libélula
pierde su sombra.





©Teiko Inahata (trad. por Leti Sicilia)
Publicado en el nº 2 de "Hojas en la acera" en su edición impresa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada