INVITACIÓN AL HAIKU-TEIKO INAHATA©


TEIKO INAHATA: Invitación al haiku


Teiko Inahata nace el 8 de enero de 1931 en Yokohama. Hija de Takahama Toshio y nieta de Takahama Kyoshi, comenzó a escribir haiku desde su más tierna infancia, al igual que todos los niños de su familia.
“ Crecí en una casa donde escuchaba la reuniones de poetas escribiendo haiku o reunidos para estudiar el Sarumino, un libro de Basho, bajo la dirección de mi padre. Yo también lo acompañaba a Ginko o a salidas a contemplar la naturaleza y hacer haiku. Intentaba copiar a los poetas en sus gestos y en su forma de escribir haiku.
Siempre me he sentido muy agradecida de ese ambiente favorable de mi vida” cuenta Teiko de su infancia.

Estudió en el prestigioso Kobayashi Women´s School of the Sacred Heart, por lo que se convirtió al catolicismo. Se casó en 1956 y ha tenido dos hijos y una hija.
Sus haiku, escritos durante todos estos años, fueron recopilados y publicados en 1976 en el libro Teiko Kushu ( The collected haiku of Teiko) en 1976.
Tras la muerte de su padre, editor de la revista Hototogisu, ella asumió ese rol. Al año siguiente, su marido enferma y muere. Un durísimo golpe para Teiko, que gradualmente retoma su trabajo y en el año 1985 publica Teiko Daini Kushu (The Second collected haiku of Teiko).
Dos años después funda la Asociación Japonesa de Haiku Tradicional, de la que es directora. Desde entonces ha viajado incansablemente por toda Europa, Norteamérica y China. Es la directora del Kyoshi Memorial Museum, dedicado a la figura de su abuelo y miembro de la Asociación Internacional de Haiku. Además es la encargada de la publicación de haiku en el prestigioso periódico Asahi Shinbun.
Ha publicado entre otras obras Teiko Daisan Kushu (The Third Collected Haiku of Teiko) en 1990, Shoji Akari (Light trough the screens) en 1996, y Sayuragi (Suave Balanceo) en 2001.
Además ha intentado acercar el haiku a todo tipo de personas a través del sus libros Shizen to katariau yasashii haiku ( Haiku fácil para hablar con la Naturaleza) 1978, y Haiku ni shitashimu (Crecimiento familiar con el haiku) 1985.
Mujer infatigable, ha llevado el haiku por todo el mundo, y a día de hoy es referencia obligada para todo amante de este arte.

Alentada por todos aquellos a los que ha enseñado el camino del haiku, ha escrito Invitación al haiku (Invitation to haiku) en la que nos da las clave para vivir el haiku como algo cercano y bello. Reproduzco aquí fragmentos de esta interesante reflexión, escrita en japonés y traducida al inglés por Inaoka Michiko e Inaoka Tadayuki.


Una flor es hermosa, luego cae y muere... La naturaleza nos ofrece la belleza y la emoción por un lado, pero por otro la fealdad y el terror. Cuando tu corazón, tocado por la naturaleza, aprende a pensar, a sentir, a agradar, a lamentarse, a anhelar, a compadecerse, es donde nace el haiku. Las hierbas desconocidas al borde del camino muestran la fuerza de la vida mientras una cáscara vacía de cigarra habla de la maravilla de la vida. La compasión por lo que sucede en cada una de las cuatro estaciones da a luz al haiku.

Incluso aquel que no tiene ningún interés en el haiku debe haber tenido momentos de asombro con la naturaleza y ha pronunciado palabras de entusiasmo. Esto es lo que llamamos haiku. La emoción hace nacer las palabras que forman la composición 5-7-5
más familiar en Japón, el haiku, el ritmo más cómodo en la lengua japonesa.

Ese asombro se desvanece al instante, pero puede conservarse y abrigarse en forma de haiku. ¡Qué maravilla! Cuando pones tus emociones en un haiku, al leerlo éstas se reavivan en tu corazón. ¡Es emocionante!

Es muy importante que usted se sienta libre para escribir haiku. Pero hay ciertas condiciones básicas que se supone debe observar como un poeta de haiku.
En Japón y el mundo tal vez, no habrá una forma tan corta pero profunda de poesía como un haiku. Es un poema corto, consiste en 5-7-5 sílabas. Esta es la primera condición.


El haiku es un poema que nace de una palabra de estación. El haiku expresa la naturaleza y nuestra vida diaria por medio de palabras de la temporada. Desde el momento de despertar hasta que usted dice buenas noches y se retira a la cama, su vida diaria está llena de eventos agradables y desagradables, cosas que quiere hacer, asuntos con sus amigos o familiares. Su vida además incluye una noche llena de comodidad u horas sin dormir ya que hace demasiado frío o demasiado calor. ¿Se ha detenido a pensar que todos estos asuntos rutinarios se mantienen estrechamente relacionados con todas las vicisitudes en la Tierra que siguen el cambio de estaciones?

¿Ha sido consciente de lo que la naturaleza ofrece a unos ojos imparciales y a un corazón? Las palabras de temporada o estación simbolizan las relaciones de naturaleza-hombre. Haiku es una poesía que se expresa a través de palabras de temporada, en japonés kigo: esta es la segunda condición de haiku.
Permítanme mostrarles algo:

En mayo saqué a mi clase de paseo:

  • ¿Conocen esta flor?- pregunté.
  • Eh?, Qué? Nunca pensé que hubieran flores aquí.... fueron algunas de las respuestas de mis alumnos.
¿Realmente ignoran una acacia florecida y los pétalos que el viento esparce en la puerta de la escuela?...

¡Mira, las cigarras están cantando temprano! Dijeron algunos.

Son Matsu-zemi (cigarras del pino) o Shun-zen (cigarras de primavera) porque empiezan a cantar antes de las abura-zeni, que salen en el calor del verano. Sin embargo, como palabra de temporada, matsu-semi representa el verano- comento.

-Se escuchan trinos- dice otro alumno.
Los trinos que se escuchan en fechas tardías como ahora se llaman natsu-uguisu o
rou-ou, respondo.

Sólo una salida a campo abierto dio lugar a un número de palabras de temporada. Vi emoción en sus ojos, y su disposición para responder a la llamada de la naturaleza.
Entonces y allí, los estudiantes comenzaron a apreciar la naturaleza.

Visualice la imagen de un iceberg flotando en un mar frío: muestra sólo una pequeña parte sobre el mar mientras que la mayoría está oculto debajo del agua. Como un iceberg, el haiku muestra una parte muy pequeña en 5-7-5 sílabas, mientras que deja los los sentimientos del poeta y tácitos mensajes ocultos bajo el agua. Si intenta exponer demasiado en un haiku que ofrece sólo un pequeño número de palabras, su mensaje se entenderá muy poco para ser significativo. Así que es mejor, como un iceberg, revelar una parte solamente y omitir o dejar oculto tanto como sea posible bajo el agua, a la imaginación de los lectores.
Su haiku gana vida cuando usted determina correctamente las palabras clave para la expresión en 17 sílabas. Las palabras que usted elija lleva implícitos mensajes. ¿Cuando usted tiene mucho que decir, es muy difícil decir sólo un poco, no? Apenas podemos resistirnos a decir todo lo que sabemos, pero hemos de aprender a poner en el haiku sólo aquellas palabras que no puedan eliminarse.

Taiyo no      glimpse of the sun       se vilsumbra el sol
yatto nozoita  shoving finally           empujando al fin
tsuyu no sora break of rainy season  la temporada de lluvias
(Masaaki)


Este haiku fue escrito por un estudiante de tercer grado de secundaria. Al parecer se aburre de la estación sombría de lluvias y aspira ansiosamente a jugar al aire libre. Su alegría juvenil brilla al vislumbrar el sol, mostrando al fin el fin de la estación lluviosa. Todas las emociones son omitidas pero están implícitas en la expresión al fin.

El siguiente es también un haiku hecho por un estudiante de secundaria.

oshiire ni         in the closet              En el armario
chiisaku natta   grown small      se ha hecho pequeño
natsu boshi     summer hat         el sombrero de verano

(Teiichi)    
Los niños crecen sorprendentemente rápido. Un día las madres encuentran que repentinamente que sus hijos las miran desde arriba. Es verano, un pequeño sombrero casualmente es encontrado en el armario, y un sentimiento de cariño del niño que fue debe haberse desprendido del corazón de Teiichi. Pero omite bien su sentimiento, ¿no?

Omisión es el alma del haiku. Contiene el universo entero en 17 sílabas. ¿Maravilloso, no?

Un mensaje implícito nacido de la omisión es sumamente importante en el haiku. El yo-in es lo que usted deduce de lo que es expresado en palabras. Como poema que usa sólo un pequeño número de palabras, el haiku está destinado a tener una serie amplia y profunda de implicaciones. El yo-in es un mundo ilimitado de la imaginación provocado por cada palabra dicha.



Un consejo: Siempre lleve un cuaderno y anote estos mensajes de la naturaleza como un llamamiento a los ojos y el corazón. Esto dará paso a la fase anterior a la publicación del haiku, lo llamamos refinamiento. Cuando escribimos un haiku, es como una canción, tiene ritmo, y como la música, necesita ser afinado. Si lo redactamos de manera complicada, deja de transmitir su asombro e impresiones iniciales. Trate siempre de sustituir o modificar frases o expresiones. Hay palabras que no necesita, y poco a poco aprenderá a juzgar si su haiku transmite lo que usted desea. Las palabras y frases naturales para su lengua y su oído, llegan de forma fácil al corazón de la audiencia.
Al repasar el haiku procure que sólo tenga una palabra de temporada, no más.

A tener en cuenta también el kire-ji, una cesura o corte en el poema que proporciona un
apoyo estructural al haiku, y que añaden de forma eficaz el sentimiento del poeta o palabras omitidas. Pero, por favor, use sólo una cesura en el haiku, más de un corte enturbiaría el mensaje del haiku.


A lo largo de todos estos años de experiencia aprendí que cualquier cosa da lugar a un haiku. Quiero enseñarles que deben estar atentos a cualquier pequeña cosa a su alrededor, que las aprecie. Practicar haiku ayuda a descubrir y cultivar su sensibilidad que, a su vez, enriquece su corazón e ilumina su observación.
Un haiku es una escena de rutina en la vida, muchos de nosotros simplemente lo pasamos por alto o lo ignoramos como algo insignificante. Todos vivimos una vida ocupada en un mundo ocupado, pero la prisa no es todo lo que hay. De vez en cuando necesitamos parar y mirar sobre nosotros. Eso nos da un momento de quietud de la mente, es cuando nace un haiku.

Ahora que ya conoce las reglas básicas del haiku, escriba uno.
El primer paso para practicar haiku es describir una escena tal como la ve. Cuando pinta un cuadro, usted comienza nombrando y describiendo el objeto, con el haiku tiene que hacer lo mismo. Describir la escena significa capturarla con tus propios ojos, después refléjela en su mente y describa qué siente. Por ejemplo, usted ve hermosas flores de cerezo, y describe lo que siente tu corazón ante la escena.



S     akimichi te   prime bloom                         primera floración
koboruru nana mo  not a single petal        ni un solo pétalo
nakari keri           falling                                     cae.
(Kyoshi)
Esta haiku muestra la perfecta unidad del corazón del poeta y las flores que dan nacimiento al poema. La descripción objetiva o sha-sei no es una visión superficial. Observamos como el poeta nos proporciona una visión separada de sus emociones, como su “yo” frío observa a su otro “yo” asombrado, y así impide que el haiku caiga en la vanidad.

Usted no tiene que ir demasiado lejos. En su vecindad usted puede recoger semillas abundantes para el haiku. Tome las cosas con calma y la naturaleza le enviará señales que usted sabrá apreciar.
Al igual que hay caras y cuerpos diferentes, la personalidad determina qué se refleja en su corazón y cómo se refleja. La personalidad, cuando es expresada en haiku, presenta un único sentimiento y un punto de vista, haciendo el haiku más interesante.
Lleve siempre una libreta donde anotar al momento las impresiones. Si puede escribir el haiku desde el primer momento en diecisiete sílabas bien, si no, escriba ideas o palabras sueltas, que después irá refinando.
Considero muy importante que cualquiera pueda entender el haiku al leerlo. Cuando usted oye un discurso difícil de entender, usted puede sentir que el orador es más respetable. Cuando lee un haiku difícil para usted, puede inclinarse a pensar que el autor tiene mucho conocimiento académico, y que es tan excelente que no lo comprende. Está equivocado.
El que tiene un conocimiento profundo de un tema habla en un lenguaje más sencillo, con palabras sencillas que transmitan bien sus pensamientos y sentimientos a la audiencia.
La simpatía del lector hacia su haiku nace cuando es capaz de visualizar la escena que usted vivió y sentir lo que usted sintió. Por favor, tenga esto muy en cuenta: siempre trate de hacer el haiku que cualquiera pueda entender, revíselo para asegurarse de que sus lectores imaginen la escena y sus sensaciones incluso sin saber cómo ha pasado. No hay necesidad de utilizar palabras sofisticadas o expresiones difíciles, la llana expresión ayuda a comprender fácilmente el haiku y que éste perdure en el tiempo.”



Invitation to haiku- Teiko Inahata- 1985 ©
Traducción Leticia Sicilia©

Este artículo fue publicado en el número 1 de la edición impresa de la gaceta "Hojas en la acera" en Diciembre de 2012.





3 comentarios:

  1. Es una preciosidad, Leti, no lo recordaba ya. Estaba buscando el significado de ginko y me he encontrado esta entrada.

    Arigatô, muchas gracias.

    Besos con dientes de león ...

    ResponderEliminar
  2. Leti, con tu permiso publicamos un pequeño fragmento de este artículo en nuestro blog.

    Un abrazo muy fuerte y enhorabuena por tus traducciones.

    ddl

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por esta joyita, compañera _/\_

    ResponderEliminar