HASHIMOTO TAKAKO

Hashimoto Takako ( 1899-1963)


El 15 de Enero de 1899 nace en Hongô una niña, Yamatami Tama, 
quien años más tarde sería conocida como Hashimoto Takako.
Durante su infancia Takako destacó por su talento en la pintura en la Escuela de Mujeres de Kikusaka, aunque debido a su mala salud no pudo graduarse. 

A los dieciocho años contrae matrimonio con Hashimoto Toyojiro, un arquitecto que había estudiado en EEUU. La casa de ambos en Kokura se convirtió en centro cultural, donde se reunían músicos, poetas y otros artistas. Entre las personas que Takako tuvo oportunidad de conocer allí estaban Takahama Kyoshi y Sugita Hisajo, dos de las figuras más importantes de la poesía japonesa. Fue ésta última la que contagió a Takako su amor por el haiku y se convirtió en su maestra.


Años después el matrimonio ha de mudarse a Osaka, a pesar de que Takako no quería abandonar a sus amigos, y allí es Yamaguchi Seishi quien se convierte en su nuevo mentor. Dos años más tarde, en 1937, la joven Takako sufre un durísimo golpe: Toyojiro, su esposo, muere y ella sólo encuentra consuelo en el haiku, que se convierte en su refugio emocional.


A través de sus haikus expresa sus sentimientos durante la agonía de su esposo, su visión de la enfermedad y la muerte.
Mujer talentosa y no conforme con su situación, a la muerte de su marido se traslada a una zona rural y dedica toda su energía a escribir y promocionar el haiku a través de sus viajes, sus libros y diversas actividades culturales.


En 1948 fundó la revista Sichiyo, Siete días, y publicó varios libros:
Umi Tsubame, Golondrinas de mar, en 1944, Shinano, en 1947, Beniito, en 1951.
En 1959 es galardonada con el Premio Cultural de Nara. Cuatro años más tarde, el 29 de Mayo de 1963, fallece víctima de un cáncer de hígado.


Su colección de haikus, Myoju (El fin de la vida) se publicó poco después de su muerte y en 1973 ve la luz Hashimoto Takako zen kushu (Los haikus completos de Hashimoto Takako)

Aquí les dejo una recopilación de aquellos que he traducido del inglés ( a su vez traducidos del japonés original)  He intentado ser muy fiel en las traducciones, pero si algún lector considera que pueden mejorarse no duden en decírmelo. 


Todos los derechos de los originales y sus traducciones pertenecen a sus correspondientes autores.


Espero que disfruten de su lectura.


Kangetsu ni takibi hitohira zutsu noboru
a la fría luna
sube una llama de la hoguera
después otra



Mushiritaru ichiwa no umô kangekka
arrancadas
las plumas de una ave
bajo la luna fría



hoshizora e mise yori ringo afure ori
hacia el cielo estrellado
las manzanas desparramadas
del almacén



fujibusa no tauru kagiri no ame fukumu
penachos de glicinias
tan largos como ellas pueden soportarlo
resisten la lluvia



ubagurumu natsu no doto ni yoko muki ni
el cochecito del bebé
y las olas salvajes
uno al lado del otro en verano



enten no hashigo kuraki ni katsugi iru
en el cielo bochornoso
una escalera - alguien la lleva
a la sombra profunda



ringo no ki ni kakeshi hashigo ga sora e nukeru

una escalera de mano
puesta contra el manzano
lo atraviesa hacia el cielo



kishi kishi toobi o maki-orikaruru naka

en medio del mundo marchito,
enrollo mi obi alrededor de mí;
swish, swish...


Obi: faja que se enrolla alrededor de la cintura en los kimonos tradicionales japoneses.



cho hachi no/goto sekkei ni/shinaba to omou
como mariposas y avispas
espero morir
en el valle nevado



shira momo ni ireshi hasaki no tane o waru
abriendo por la mitad
el hueso de un melocotón blanco
con el filo del cuchillo



hashi toru toki hata to hitori ya yuki furi furu

tomando los palillos
yo estoy totalmente sola-
nieva y nieva



yuki hageshi tsuma no te no hoka shirazu shinu
Fuerte nevada.
moriré sin conocer otras manos
que las de mi esposo




setsugen no kururu ni hi naki sori ni iru

Aquí estoy,
en un trineo sin luz
atrapada en un campo de nieve




yuki hageshi dakarete ikino tsumarishi koto

nieva con fuerza
siendo abrazada tan fuerte
siento como si me ahogara




yuki hageshi kaki nokosu koto nanzo ooki
nieva mucho...
cómo de enorme podría ser lo que escriba
antes de morir…

Nieve abundante,
tantas palabras
dejo atrás…





ikiru wa yoshi shizuka naru yuki isogu yuki
Es bueno estar vivo-
la nieve cae tan silenciosamente
la nieve cae rápido




waga iki no kasuka ni shiroku ikiru wa yoshi

mi propia respiración
es ligeramente blanca -
es bueno estar vivo



yuki no hi no yokushin isshi isshi itoshi


en un día de nieve
mi cuerpo bañado, un dedo
un dedo del pie- -¡ me encanta todo!


bañarse mientras cae la nieve
Cómo acaricio
cada dedo, cada dedo del pie



Hay varias traducciones al inglés de este haiku. El poema fue escrito por Takako un día antes de ingresar en el hospital por última vez.



suzuri arau sumi ao ao to nagare keri

Lavando la piedra de entintar,
la tinta fluye lejos
negro, azul, azul.




utsumuku toki ono ga iki no ka yukino nite

mirando hacia abajo
el olor de mi propio aliento
en el campo nevado




tokage kui neko nengoro ni mi o nameru


después de haber comido un lagarto
¡cuán cuidadosamente el gato
lame su propio cuerpo!



tanpopo no hana ooisa yo Ezo no natsu

flores de diente de león
se amontonan enormes,
verano en Ezo



hotaru kago kurakereba yuri moetatasu

agitando una caja de luciérnagas,
 yo las pongo a brillar
porque ellas se llevan la oscuridad




keshi hiraku kami no saki made sabishiki toki


Amapolas abiertas,
la soledad se estira hasta la punta
de mis cabellos



shiso shibori shiborite haha no koishikari


Aplastando hojas de shiso
el más rojo jugo,
el más profundo, extraño a mi madre.


El shiso, hojas de perilla, son unas hojas que se utilizan en la cocina oriental. Su sabor es ligeramente mentolado y se utlizan para dar un toque aromático a los platos, en especial a uno llamado umeboshi, el cual suelen cocinar todas las madres japonesas.  La repetición del vocablo “shi” le da una musicalidad especial a este haiku.



happoo e yukitashi aota no naka ni tatsu

Este deseo de ir
 en todas direcciones
estando en verdes arrozales



ryuutoo ni kotoba takushite tsuki hanatsu
encomendando mis palabras
a una linterna flotante
la empujo a la deriva


ryuutoo o nagasu hakanaki koto o miru

dejo ir a las linterna flotantes
veo todas estas cosas
pasajeras


El festival de las linternas flotantes o Ceremonia de O-bon se celebra en honor a los muertos en el mes de Agosto.


gekkoo ni inochi shi ni yuku hito to neru


En la pálida luz de la luna
tumbada junto a un hombre
cuya vida está desapareciendo 



uta karuta hitotsu no uta ga waga me hiku


medios poemas extendidos sobre el tatami-
una de las cientos de tarjetas
atrae mis ojos





Uta karuta o Anafuda: En Japón es un juego de cartas tradicional, a menudo jugado en el Año nuevo. Está basado en Ogura Hyakunin Isshu: hay dos mazos de 100 tarjetas. 

En un mazo se imprimen los poemas completos. En otro juego sólo aparecen las dos últimas líneas ("shimo-no-ku") de cada poema. Por lo general hay dos jugadores a los lados. 
Cada jugador toma 25 cartas del mazo de tarjetas y los extiende delante de él o ella. 
Una tercera persona, actuando como el lector, lee las tarjetas con los poemas. Como el lector lee las primeras líneas de un poema, cada uno de los dos jugadores trata de encontrar la tarjeta con el final correspondiente dos líneas.



tsuma koeba ware ni shineyo to aobazuku

Yo anhelo a mi marido-
“¡usted debería morir!”
ordena el búho en las hojas


Este tipo de búho al que hace referencia el haiku es el más común de Japón y su característico ulular se puede escuchar durante la noche.



taifu sugishi shizukani inete shi ni chikaki


pasa el tifón-
tranquilamente dormido
un hombre cercano a la muerte.


Haha to ko no toranpu kitsune naku yo nari

Madre e hijo
juegan a las cartas, mientras un zorro
aúlla en la noche

Leticia Sicilia©

No hay comentarios:

Publicar un comentario