El estilo de Den Sute-jo (1633-1698)






Den Sute-jo (también conocida como Den Jo), nació en 1633 en un pequeño pueblo en las montañas del noroeste de Kyoto. Hija de una vieja e ilustre familia samurai, recibió el nivel más alto de educación humanística posible en aquella época. Escribir haiku y renga fue parte de esta exquisita educación y se cuenta que, a la edad de seis años, escribió este haiku:

yuki no asa ni no ji ni no ji no geta no ato

mañana nevada,
por todas partes dos, dos,
huellas de zuecos.

alba de nieve-
se ha impreso el dos, el dos:
huellas de mis sandalias.

( Trad. Fernando Rodríguez Izquierdo y Gavala)


Es un haiku lleno de inocencia y frescura. La mirada de una niña, asombrada ante las huellas de sus sandalias en la nieve, que han dejado impresas dos líneas semejantes al ideograma dos, (en la versión original 雪の朝二の字二の字の下駄の跡 ) dos veces (ni no ji ni no ji)


Vivió en el mismo período que Bashô y tuvo su mismo mentor, Kitamura Kigin (1624-1705) Se especula que los dos poetas tuvieron oportunidad de encontrarse en Kyoto, donde residía Kigin, aunque este encuentro es poco problable que tuviera lugar, ya que Sute-jo era una mujer perteneciente a una familia de estatus social mucho mayor que Bashô.


Su talento como haijin floreció después de su boda. A la edad de dieciocho años se casó con Suenari, hijo de su madrastra, quien también se dedicaba al estudio del haiku. De 1650 a 1660 fue la época más fructífera de su labor poética, depurando cada vez más su estilo, un estilo que llegó a ser muy personal.

Uki naka ni narete yukima no yomena kana
Acostumbrándome a las dificultades,
un crisantemo silvestre
en la nieve.

yomena es una especie de crisantemo salvaje, de apariencia bella y frágil.
En el Japón pre-moderno, la esposa vivía normalmente con los padres del novio, a los que cuidaba con lealtad y respeto. Aquí la nueva novia está experimentando la frialdad de algunas obligaciones que el matrimonio, como el invierno, traen consigo.

Tras algunos años, sus responsabilidades como esposa y madre de seis hijos fueron menguando gradualmente su energía creativa.
La muerte de su esposo en el año 1674, cuando ella tenía 42 años, supuso un antes y un después en su trabajo como haijin. En esta época se dedica al tanka, una forma más lírica de purgar su pena.
En 1681 se hace monja budista y se traslada a Kyoto. Sute-jo fue en busca de iluminación espiritual, pero las enseñanzas del templo no lograron darle el tipo de ayuda que ella buscaba.

Tsuki ya sora ni iyoge ni miyuru sudare goshi

la luna parece más confortable
en el cielo, cuando la ves
a través de la persiana de bambú.

En la tradición haiku, la luna indica el otoño. La persiana de bambú que ha estado colgada al sol todo el verano, parece un poco polvorienta en el temprano otoño y la luna no parece tan fría a través de las rendijas.
La palabra Iyoge, “parece confortable”, incluye Iyo, lugar famoso por su producción de finas persianas.

En 1686, se convirtió al Zen y comenzó a estudiar con el notable monje Bankei (1622-1693) Se trasladó a Himeji, donde estaba situado su templo, Ryumonji, y pasó el resto de su vida como una devota Zen, bajo el nombre de Teikan. Allí se dedicó también a llevar un diario de todas las actividades de Bankei, sus retiros, sus viajes, sus enfermedades.
También dejó escritos tankas y un serie acróstica de 48 piezas, cuyas primeras letras forman el silabario iroha japonés.
En el día de su muerte, el 4 de septiembre de 1698, un grupo de monjas se había reunido alrededor de su residencia, ignorantes de que Sutejo había sido una consumada haijin.
Su cuerpo descansa en el templo Ryumonji.
Den Sute-jo era una haijin con un estilo único, elegante, rico en juegos de palabras, con matices humorísticos que muchas veces se pierden al traducir el haiku. Esta es una selección de sus haiku más característicos, en los que se puede apreciar su inigualable personalidad.

Ume ga e wa omou kisama no kaori kana

la rama del ciruelo en flor-
la fuerte fragancia
del señor que amo.


Este es un haiku probablemente basado en un tanka anónimo que aparece en Kokin waka shu, Colección de poemas antiguos y modernos, que data del año 905.

la fuerte fragancia



de las flores de mandarina




esperando el quinto mes




me recuerda a las mangas perfumadas




de alguien a quien solía amar.











Iza tsumamu wakana morasu na kago no uchi

comenzamos la cosecha-
no dejes caer hierbas de tu cesta
ni cualquier otra cosa.

Este haiku de Sute-jo parece parodiar un poema de cortejo, para avisar a la doncella de que no ceda fácilmente ante el acercamiento del hombre.
En el poema japonés la palabra wakana tiene doble uso: significa hierbas jóvenes, pero también mi nombre, y na morasuma significa ambos: no dejes caer tus hierbas y no digas tu nombre. El haiku alude a la canción atribuída al Emperador Yuryaku (418-479) situada al comienzo de la antología Man'yoshu, La Colección de las mil hojas, que data del año 760 y que dice:

Con una canasta, una bonita canasta,
con una pala, una bonita pala,
tu quitas las hierbas de esta colina, niña,
pregunto por tu hogar, dime.
Este reino de Yamato
soy quien lo gobierna todo,
sentado, yo domino todo.
Te diré
mi hogar y mi nombre.

Si la mujer le decía el nombre al pretendiente significaba el consentimiento para el matrimonio.


Celebrando su tonsura escribe:

Negaeri no kokoro yuran mazu nademu

Giro en mi cama,
primero acaricia mi corazón
la orquídea de Valle.


himematsu no katabira yuki ya date usugi

El pino rojo
con un fino kimono de nieve,
¡ligeramente vestido!
El pino princesa o pino rojo ( himematsu) parece cubierto por un katabira, un fino kimono que se pone por la mañana.


kuru aki no kirigiwa misuru hitoha kana

Making sure we know                         asegurándonos
that autumn is here, a leaf         que el otoño está aquí, una hoja
from the empress tree.                   de paulonia imperial.

( Trad. Makoto Ueda)




Come autumn                                        Llega el otoño,
the paulonia tree will display           el árbol de paulonia mostrará
single leaf.                                           una sola hoja

             
(Trad.Hiroaki Sato) 
La creencia poética decía que la caída de una sola hoja de paulonia señalaba la llegada del otoño al mundo entero.
higurashi ya suttee oite mo kururu hi o
cigarra
no sabes que el día oscurecerá
sin tu canto?


Day-darkener :                                         cigarra:
when, even if left alone,                aunque me dejes sola
the day will darken.                       el día oscurecerá.

(trad. Hiroaki Sato)

higurashi es un tipo de cigarra que sólo estridula al anochecer.



matsutake wa tada hitoaki wo chitose kana

seta del pino-
sólo en un otoño
vivir mil años.

Matsutake es un tipo de seta que sólo brota bajo los pinos. En Japón la creencia era que los pinos podían vivir mil años.
El budismo enfatiza el hecho de que cada organismo vivo posee un sentido del tiempo diferente y se ve claramente reflejado en este haiku.



kumo ya kichô hata kakuretaru tsuki no kao

¿Es eso una nube
o un biombo permanente? Otra vez
la luna ocultando su cara.

El poema alude a una escena de contemplación de la luna, una actividad social común en Japón durante el otoño. La luna es vista como una joven tímida que se resiste a salir desde detrás de un biombo.

natsu matade baika no yuki ya shiragasane

sin esperar al verano
las flores de ciruelo
con un vestido blanco de nieve.

Las flores del ciruelo, con un fino manto de nieve: se han puesto un shiragasane, un tipo de vestiementa de color blanco, a capas, que tradicionalmente se usaba en verano, especialmente en miembros de la nobleza y budistas.


nureiro ya ame no shita teru himetssutsuji
adornada con gotas de agua
de la regadera, una brillante
azalea princesa


Según el profesor Makoto Ueda, el haiku realza la azalea salvaje en flor, que luce más bella con el agua. La poeta usa la palabra hime, jugando con la imagen de una legendaria princesa, la Princesa Brillante, y princesa, una variedad de azalea.


Awa no ho ya mi wa kazu naranu ominaeshi

para las espigas de mijo
qué insignificantes parecen!
semillas de valeriana.


Ominaeshi,(patrinia scabioifolia) es una hierba perteneciente a la familia de la valeriana, que crece en las zonas montañosas y que era muy común en los campos japoneses.También era llamada awabana , literalmente flor de mijo, por el parecido del color de sus flores con el mijo cocido. Una sola espiga de mijo es capaz de albergar una gran cantidad de granos.
En la literatura clásica japonesa ominaeshi se asociaba con una mujer joven y bella por lo que tal vez el sentido del haiku esté asociado al trabajo que soporta la propia poeta.

Nakase ta ya samidare no furu hototogisu

ojalá el viejo cuco,
como esta lluvia de verano
dejara caer su canto,

Desde tiempos ancestrales, el canto del cuco en la montaña, raramente escuchado en áreas urbanas, es una experiencia atesorada por los poetas. El juego de palabras en la versión original de este haiku gira alrededor de la palabra furu, que significa tanto viejo como caer.

zoni ni ya chiyo no kazu kaku hanagatsuo
Sopa de Año Nuevo-
hago mil virutas
de bonito seco.

Como ama de casa, la haijin prepara sopa en la mañana de Año Nuevo, con sus mejores deseos como principal ingrediente. Las virutas de bonito son usadas para condimentar las comidas en el país nipón.
La oración de Año Nuevo en Japón se lleva a cabo para pedir mil devoluciones de ese auspicioso día, para si mismo y para la familia.


kesa mireba hana zo sakuya no kigi no yuki
la floración de anoche
perdura en la mañana-
nieve en los árboles.

En este haiku vemos el inteligente juego que hace la autora con la palabra japonesa saku que, como adjetivo significa último y como verbo significa florecer.


Kumoji ni mo chikamichi aru ya natsu no tsuki
¿Hay un camino oculto
a través de las nubes
luna de verano?


Verano,
a través de las nubes
hay un atajo a la luna.

(Trad. Alfredo Lavergne)



El haiku alude a muchos tanka que cantaban la brevedad de una noche de verano, como este incluído en Kokin waka shû:

natsu no yo wa                             Disminuye la noche de verano
mada yoi nagara                       mientras las horas de esta noche
akenuru wo                                   apenas han pasado-     
kumo no izuko ni      ¿en qué parte de las nubes ha tomado la luna
tsuki yadoruran                            su alojamiento?


chôchô wa hana ni wa narenu aida kana

la mariposa:
tan distinta y tan indistinguible
de una flor.



El juego de palabras en esta ocasión es ortográfico: wa narenu: no puede llegar a ser (una flor) o hanarenu, no puede estar separado de (la flor)

Omou koto naki kao shite mo aki no kure

También para quien pone                                   Looking as if 
 cara de no pensar nada,                               I have nothing on my mind.    
el atardecer de otoño                   An autumn evening.
(trad. Vicente Haya)                                        (Trad. R. H. Blyth ) 
                                                   


        Mirar como si
                                                               no tuviera nada en mi mente.
                                                                        Tarde de otoño






hana wa yo no tameshi ni saku ya hitosakari
Algunos autores traducen este haiku como:

lo hace la flor
simplemente enseña al mundo
la lozanía del cerezo


Este haiku habla del esplendor temporal, de la fugacidad de la vida. La flor (hana) brota como ejemplo (tameshi) para el mundo de una prosperidad pasajera (hitosakari).

do you bloom                                                         ¿ brotas
just to teach the world                                 sólo para enseñar al mundo
cherry blossoms?                                               flor del cerezo?

 (Makoto Ueda) 


Mirando el espejo de agua
el sauce del río
dibuja sus cejas.



ni una hoja-
ni siquiera la luna habita
en este arce.



a piel de la mujer
la piel que oculta
¡qué cálida es!


Junto al estanque
se detiene la brisa
cerezo en flor


En el agua
teme su propio reflejo
la luciérnaga.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

Far beyond the Field: Haiku by Japanese Women: an anthology. 2003. Makoto Ueda, profesor de la Universidad de Stanford.

Japanese women poets,an anthology. Hiroaki Sato. 2008.

Zen Radicals Rebels and Reformer. Perle Besserman and Manfred Steger 1991




©Leticia Sicilia
Publicado en el nº 15 de la edición digital de la gaceta "Hojas en la acera"






1 comentario: